El endurecimiento de las condiciones financieras y los riesgos de las criptomonedas fueron ejes de las preocupaciones de los ministros de Hacienda y presidentes de Bancos Centrales del G20, que ayer emitieron un documento al cierre del encuentro que celebraron en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) de la Ciudad de Buenos Aires.

El presidente de la autoridad monetaria argentina, Federico Sturzenegger, reconoció ayer que los "criptoactivos" impusieron "una nueva agenda de regulación y otra de mejora de los sistemas de pago tradicionales", que se sienten desafiados por monedas como el bitcoin.

"Los cripto-activos (...) plantean cuestiones relacionadas con la protección de los consumidores e inversores, la integridad de los mercados, la evasión impositiva, el lavado de dinero, y el financiamiento al terrorismo. Los cripto-activos carecen de los principales atributos que tienen las monedas soberanas", detalló el documento.

"En algún momento pueden tener implicancias para la estabilidad financiera (...) Pedimos a los organismos que establecen estándares internacionales que continúen el monitoreo de los cripto-activos y sus riesgos, de acuerdo a sus mandatos, y evalúen las acciones multilaterales necesarias", recomendaron.

Los funcionarios destacaron la mejora de las perspectivas económicas globales pero advirtieron sobre la volatilidad en los mercados, a pesar de los sólidos fundamentos de la economía mundial. El documento agregó que las vulnerabilidades podrían revelarse con un endurecimiento de las condiciones financieras más rápido de lo esperado, y un aumento de las tensiones económicas y geopolíticas.

La declaración de los ministros y banqueros centrales fue realizada mientras el Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal (Fed) celebraba una de las ocho reuniones agendadas en el año. Es el primer encuentro desde que en febrero Jerome Powell asumió como presidente del organismo. El Comité definirá hoy el nivel de tasa de fondos federales, un dato clave para el mercado financiero y otros sectores de la economía.

Mientras tanto, los ministros del G20 acordaron una política fiscal flexible, garantizando que la deuda como porcentaje del PBI se encuentre en un sendero sostenible. Y manifestaron que "los tipos de cambio flexibles, cuando son factibles, pueden servir para mitigar shocks externos" y señalaron que se abstendrán de "devaluaciones competitivas".

Más notas de

Juan Manuel Cocco

Mercados festejan que Lula no ganó en primera vuelta, pero sufren por el petróleo y Credit Suisse

Mercados festejan que Lula no ganó en primera vuelta

Jaque a los mercados: la tasa a 10 años roza el 4% en Estados Unidos y tumba a Wall Street

Wall Street rebota, pero la tasa es una amenaza

Silvina Batakis a inversores en Washington: "Quiero reconstruir la relación con Wall Street"

Batakis en Washington: "Quiero reconstruir la relación con Wall Street"

Audiencia pública por la tarifa de agua: AySA pedirá 32% de aumento, reclama segmentación y avanza con medidores

AySA pedirá 32% de aumento tarifario, reclama segmentación y avanza con medidores

IRSA lanza canje de deuda por USD360 millones, con dos ofertas para los inversores

IRSA lanza canje de deuda por USD360 millones, con dos ofertas para los inversores

El Gobierno analiza opciones para un megavencimiento de USD500 M de una empresa pública

El Gobierno analiza opciones para un megavencimiento

Wado de Pedro cierra en Israel una gira que encandiló a Argentina

Wado de Pedro cierra en Israel una gira que encandiló a Argentina

Jorge Neme: "Es posible para la Argentina controlar la inflación"

Neme: "Es posible para la Argentina controlar la inflación"

Wado de Pedro se reunió con el presidente de Israel

Wado de Pedro se reunió con el presidente de Israel

El modelo de Israel es un espejo implacable para los funcionarios argentinos

El modelo de Israel es un espejo implacable para los funcionarios argentinos