La calificadora de riesgo Moody´s proyectó hoy que la economía argentina continuará en recesión en 2020 mientras que los países emergentes registrarán un crecimiento del PBI más lento respecto de los últimos año, ante mayores riesgos comerciales, de políticas públicas y políticos.

La agencia estimó en su informe difundido esta tarde que el crecimiento del PBI de los mercados emergentes "superará en promedio el 4,5% en 2020, pero este ritmo sigue siendo lento en comparación con los máximos de años anteriores", a pesar de la diversidad de integrar economías de Asia, América Latina, Europa Oriental, Medio Oriente y África.

Al entender que los desarrollos comerciales podrían variar de una región a otra, Moody´s planteó que "en América Latina, la política interna y las políticas públicas determinan las condiciones crediticias" y a pesar de que "el crecimiento se recupera, se observan obstáculos a la reforma estructural en algunos países".

El crecimiento de los mercados emergentes presentó una desaceleración significativa en 2019, y la perspectiva de los mercados emergentes para 2020 se ha vuelto negativa debido a las incertidumbres en torno al comercio, la política y las políticas públicas, señala Moody's Investors Service en su nuevo informe.

Ante la diversidad de las denominadas economías emergentes "cada uno de los países y empresas de mercados pueden tener diferentes grados de exposición a cada una de estas incertidumbres".

"Si bien el riesgo de recesión es el centro de atención a nivel global, no esperamos que una recesión se materialice en ninguna de las principales economías de los mercados emergentes, salvo en Argentina", afirmó Gersan Zurita, vicepresidente de Moody's.

Así, los mercados emergentes seguirán teniendo un crecimiento mayor que el de los mercados desarrollados, con un crecimiento económico promedio esperado superior a 4,5% en 2020, en comparación con poco menos de 1,5% en las principales economías avanzadas para el próximo año. Sin embargo, las tasas de crecimiento están muy por debajo de sus promedios históricos, particularmente en las principales economías como México, Rusia, India y China".

También hay una diferencia entre diversos sectores de los mercados emergentes, ya que la desaceleración del comercio global en 2019 afectó a los sectores manufactureros y exportadores de los mercados emergentes.

Por otra parte, Moody's espera condiciones estables para los sectores de infraestructura de esos mismos mercados analizados.

Perpectiva de deuda soberana

Moody´s también difundió la semana pasada un análisis de las prespectivas de deuda mundial en la que consideró que 2020 será un año de tendencia negativa para la solvencia crediticia en todo el mundo por el "entorno político disruptivo e impredecible que exacerba los desafíos de los soberanos".

"Nuestra perspectiva para la solvencia soberana en 2020 es negativa, lo que refleja nuestras expectativas sobre las condiciones fundamentales que impulsarán el crédito soberano en los próximos 12-18 meses", planteó el trabajo que analiza la situación de todas las regiones del planeta, según un informe.