El Concejo Deliberante de Morón aprobó ayer por la adhesión al denominado Pacto Fiscal que impulsa la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, proyectado para ordenar las cuentas de los municipios y que promueve en principio una normalización presupuestaria en cada distrito.

La iniciativa impulsada por el Ejecutivo local obtuvo dieciséis votos a favor y siete en contra.

El Pacto Fiscal, entre otras medidas, obliga a que el gasto corriente no supere a la inflación y que la planta de personal no crezca más que la población.