Los concejos deliberantes de Lanús y Quilmes, gobernados por los intendentes Néstor Grindetti y Martiniano Molina respectivamente, ambos de Cambiemos, adhirieron al pacto fiscal firmado entre la Casa Rosada y las provincias. En ambos casos, quienes prestaron sus votos para lograr las respectivas mayorías fueron los concejales del Frente Renovador.

El Consenso Fiscal firmado en noviembre pasado entre Nación y los gobernadores estipula que los municipios puedan adherir a un régimen de Responsabilidad Fiscal para esos distritos, que determine pautas de control de gasto público y de crecimiento de las plantas de empleados públicos.