Guillermo Nielsen, uno de los referentes en temas económicos de Alberto Fernández, debió salir a aclarar hoy que el candidato del Frente de Todos no prevé una reestructuración de deuda, luego de declaraciones formuladas por el postulante, quien afirmó que el país está virtualmente en condiciones de default y a pesar de que afirmó su voluntad cumplir con las obligaciones contraidas.

"No planeamos reestructurar la deuda", dijo Nielsen, adoptando una posición casi de futuro funcionario.

En los últimos días habrían crecido las chances de que Nielsen, quien fue secretario de Finanzas de Néstor Kirchner y renegoció el primer canje de deuda, se convierta en ministro de Economía de Fernández en caso de ratificar su triunfo en octubre.

Nielsen sostuvo que Fernández busca "evitar conflictos con los tenedores de bonos".

"No planeamos reestructurar la deuda", dijo Nielsen a la agencia Bloomberg.

Sostuvo que en el espacio que lidera Alberto Fernández quieren "evitar conflictos con los tenedores de bonos", en el caso de imponerse en las próximas elecciones generales. 

Estas últimas declaraciones de Nielsen se produjeron en medio de otra jornada negra para los bonos y las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street

El clima adverso que afrontan los activos argentinos se complicó en los últimos días por las malas notas de las calificadoras de riesgo Fitch Rating y Standard & Poors.

Ambas firmas alertaron sobre la creciente posibilidad de un default. 

Fernández había sostenido: "Yo diría que hay una sola realidad incontrastable y es que la Argentina en estas condiciones no está pudiendo pagar las obligaciones que asumió".

Como resultado de las declaraciones, el costo de asegurar la deuda argentina contra un incumplimiento en los pagos subió fuerte: los swaps de incumplimiento de crédito (CDS) a cinco años de Argentina cotizaban en 2.669 puntos básicos, 319 por encima del viernes, según IHS Markit.

Los cálculos de Markit, basados en los precios de cierre del viernes, suponen una probabilidad de un 77% de un incumplimiento soberano dentro de los próximos cinco años.

El candidato de la oposición le pidió al presidente Mauricio Macri iniciar una renegociación con el FMI para definir nuevos términos para pagar el megacrédito de 56.300 millones de dólares que recibió su administración para garantizar el pago de los compromisos financieros. 

"Tenemos que entender que estamos virtualmente en condiciones de default y por eso los bonos argentinos valen lo que valen, porque el mundo se da cuenta que no se puede pagar. Hay que actuar con sensatez, y sensatez es que Argentina debe cumplir sus obligaciones", dijo Fernández. 

Sobre una eventual reestructuración de deuda, Fernández recomendó: "Hay que sentarse a discutir uno por uno, como hicimos con la deuda en su momento".

Argentina firmó un acuerdo stand-by con el FMI a mediados de 2018 por casi 57.000 millones de dólares.

En septiembre, el Fondo debería desembolsar unos US$5.300 millones correspondientes al último tramo del acuerdo. 

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos