El ministerio de Transporte de  la Nación designó hoy como nuevo jefe de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) al abogado y piloto de avión privado Tomás Insausti, que asumirá en el cargo en reemplazo de Juan Pedro Irigoin.

Este abogado tendrá ahora la responsabilidad de normar, regular  y fiscalizar la aviación civil argentina en pos de garantizar la seguridad de los vuelos comerciales

La designación -que tiene vigencia retroactiva al 1 de enero-  fue oficializada este miércoles a través del Decreto 21/2018  publicado en el Boletín Oficial con la firma del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. 

Insausti, que cuenta con una maestría en Administración de  Empresas, ingresó en julio de 2017 a la ANAC para hacerse cargo la  coordinación de la Dirección Nacional de Seguridad Operacional,  Dirección Nacional de Inspección de la Navegación Aérea y la  Dirección General de Infraestructura y Servicios Aeroportuarios.

Ante de ocupar ese rol, se desempeñó como Gerente de Asuntos  Legales y de Operaciones en el Organismo Regulador del Sistema  Nacional de Aeropuertos (ORSNA) y fue socio en el Estudio Insausti  & Arrieta, donde brindó asesoramiento en Derecho Comercial y  Corporativo.

Insausti había trabajado también en la Dirección General de  Fiscalización del Uso del Espacio Público (DGIUEP) de la Ciudad de  Buenos Aires, primero como coordinador de Asuntos Legales y luego  como Gerente Operativo de Fiscalización.

Irigoin se había ido de la ANAC en diciembre pasado tras estar allí desde el 18 de diciembre de 2015: su peor momento en la  gestión fue cuando el 19 de agosto de 2017 desapareció un avión  seis minutos después de despegar el aeropuerto de San Fernando. 

Esa aeronave Mitsubishi MU-2 matrícula LV-MCV fue encontrada 26  días después de haber perdido todo contacto, con todos sus  ocupantes muertos. La investigación por ese siniestro continúa y recién en abril o  mayo próximos podría conocerse quiénes fueron los responsables de  la tragedia.