Decantado ya el impacto inicial que generó la reducción en el monto de dólares del FMI que diariamente subasta el Banco Central por cuenta del Ministerio de Hacienda, la divisa estadounidense retomó el sendero bajista, en un mercado en el que el negocio financiero desde fines de junio viene pasando por las tasas en pesos.

Con muy poco volumen operado, en línea con la tendencia de los últimos días, el dólar mayorista cerró a $27,45, 7,5 centavos por debajo de la jornada previa.

En la subasta de divisas del BCRA, se adjudicaron u$s75 millones a un precio promedio de corte de 27,6147, con un mínimo de 27,6110 pesos. Es decir que nuevamente los grandes jugadores del mercado pudieron conseguir dólares más baratos en el mercado único de cambios que en la licitación diaria que lleva adelante la entidad que conduce Luis Caputo por cuenta de Hacienda, cuyo monto se reducirá a u$s50 millones a partir del lunes próximo.

"La oferta de dólares volvió a hacerse fuerte en el segmento de contado y neutralizó gran parte de la suba de la sesión previa", señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

La tendencia se replicó en las pizarras de los bancos y casas de cambio, en donde la divisas cerró a un promedio de $28,17, 3 centavos menos que el miércoles.

"Los precios fueron cayendo por la atracción de las tasas de interés en pesos", aseguró Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios.

La tasa de la Lebac de más corto plazo, que vence en 12 días, subió a 46,80% ayer en el mercado secundario, mientras que el retorno del título con vencimiento en septiembre llegó a 45,05% y el rendimiento a octubre se ubicó en el 43,60 por ciento.

Dólar calmo y tasas altas vuelven a favorecer el carry trade, que en julio dejó ganancias de casi 10% en dólares.

En tanto, en un mercado cada vez menos líquido debido al apretón monetario que viene sosteniendo el BCRA, la tasa de los préstamos interbancarios llegó a tocar ayer el 45 por ciento.

En el mercado de futuros de Rofex, los precios de los contratos de dólar a agosto y septiembre, que el miércoles habían concentrado un fuerte volumen de operaciones y muchos en la city porteña hablaban de la presencia de una mano "oficial" en la plaza rosarina, registraron ayer una caída en promedio de 13 centavos y cerraron a $28,31 y $29,145, respectivamente.