En lo que significa otro ataque a la industria regional, el Mercosur comenzará a debatir hoy, en Brasilia, la reducción del arancel externo común (AEC) lo cual permitirá el ingreso de mayores importaciones que afectará la producción argentina y de sus socios.

Fuentes oficiales revelaron anoche a BAE Negocios que la reunión del Grupo del Mercado Común avanzará con la baja del AEC, aunque será el primer debate de varios capítulos. Brasil ya oficializó algunos de los cambios para la reducción del arancel, plan anticipado por este diario, y en el que están incluidos el régimen automotriz, bienes de capital, informática y telecomunicaciones.

En primer lugar, el secretario de Comercio Exterior de Brasil, Lucas Ferraz, reveló en una entrevista al diario brasileño "Valor Económico", que "no se busca sólo llevar el arancel externo común a un rango más próximo de la media internacional", sino además, disminuir la "discrepancia" entre alícuotas vigentes en diferentes sectores. "Nuestra gran distorsión, en términos de aranceles, está en el sector industrial", dijo Ferraz, y puso como ejemplos que el nivel ronda el 7% para productos químicos; 12% para varios ítems siderúrgicos; 14% para bienes de capital y de informática; 27% para vinos; y 35% para automóviles, calzados y textiles.

De acuerdo con las consultas formuladas por este medio a fuentes diplomáticas brasileñas, la intención de Brasil es "avanzar unilateralmente -porque está habilitado para hacerlo- en la baja del arancel" del 14% a 7% promedio "en bienes de capital"; y en el recorte para "informática, telecomunicaciones y autos, donde tampoco necesita el consenso" del resto del Mercosur.

Brasil impulsa la rebaja en forma unilateral para varios sectores como el automotor

Por su parte, fuentes de la industria automotriz nacional deslizaron que Brasil quiere bajar el AEC "del 35% al 20%", en lo que sería un golpe muy fuerte para la castigada producción local. Las primeras especulaciones aludían a un recorte de 10 puntos, pero la propuesta de Brasil finalmente sería de 15 puntos porcentuales.

Como "broche de oro" del plan para liberalizar el comercio exterior antes de terminar su mandato, el Gobierno oficializó en la cumbre del Mercosur en Santa Fe su plan de reducción del arancel externo, con lo que se encendieron las alarmas en el universo industrial. El secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Horacio Reyser, afirmó -confirmando un adelanto de BAE Negocios- que "estamos repasando la modernización del Mercosur, que incluye la revisión del arancel externo. Somos favorables a la reducción del arancel".

Por ejemplo, para el sector automotriz, el mayor socio comercial de nuestro país quiere bajar el arancel externo un 15% (hoy es del 35%), en un plazo de cuatro años.

Más notas de

Francisco Martirena

Sectores sensibles esperan paquete "productivo" para generar empleo

Aguardan por medidas de Kulfas este mes

Kulfas detectó suba excesiva de precios

Negociarán congelar precios de alimentos de la canasta básica hasta fines de marzo

Se espera la renovación del plan el 7 de enero

La confección de ropa se hundió 10,9%

Se paralizó ayer el tribunal máximo de la OMC

Disuelven la OA en el medio de una guerra comercial mundial

El Gobierno pidió a laboratorios bajar y congelar precios de los medicamentos

Laboratorios nacionales y extranjeros, bajo la lupa oficial

Controlarán el precio de las importaciones para proteger la industria

Las garantías de importadores volverán a ser en efectivo

A pesar de la promesa, Macri no certificó la deuda a automotrices por $1.100 millones

Negocian que el Ahora 12 tenga tasa cero para recomponer el consumo

Negociarán que Ahora 12 no tenga tasa de interés

Fernández revisará el acuerdo Mercosur-UE en 2020

El acuerdo Mercosur-Unión Europea, condenado a reformularse