El Gobierno oficializó hoy el aumento de las jubilaciones que se aplicará desde septiembre, fijado en $8.637 para los haberes mínimos y $63.277 para los máximos. La decisión se formalizó a través de una resolución de la ANSeS, publicada este miércoles en el Boletín Oficial.

"El haber mínimo garantizado vigente a partir de septiembre de 2018, establecido de conformidad con las previsiones del artículo 8 de la Ley N° 26.417, será de 8.637,13 pesos", según el texto oficial.

Hasta este mes, la jubilación mínima era de $8096,30, por lo que el incremento es de un 6,67% que se suma al 5,69% que se dio en junio, cuando el haber básico pasó de $7660 al actual mientras que en marzo se había otorgado un 5,71 por ciento. Al noveno mes de este año, la suba acumulada totaliza un 20 por ciento.

Además, quedó establecido que el haber máximo será de $63.277,21. La ANSeS también dispuso que las bases imponibles mínima y máxima serán de $3.004,25 y $97.637,14 respectivamente, partir del período devengado septiembre de 2018.

Asimismo, estableció el importe de la Prestación Básica Universal (PBU) y de la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) también aplicable desde el mes que viene, en $4.080,5 y $6.909,70, respectivamente.

El Poder Ejecutivo recordó que la suba de los haberes jubilatorios se calcula en un 70% por las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor elaborado por el INDEC, y en un 30% por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

Esos aumentos se aplican en marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año calendario.
"En ningún caso la aplicación del citado índice podrá producir la disminución del haber que percibe el beneficiario", según la resolución.