La petrolera Oil comunicó a su red de estaciones de servicios que dispondrá a partir de la cero hora del próximo martes un incremento de los precios de los combustibles de 6 por ciento promedio, que se convertirá en el primer aumento del año por la evolución del crudo a nivel internacional y el ajuste del tipo de cambio.

Por su parte, desde YPF, Shell y Axion, que explican más del 85 por ciento del mercado minorista de combustibles, dijeron que por el momento no está previsto ningún movimiento en los precios de sus surtidores. 

Los nuevos valores consignados por Oil subirán en el caso de la nafta súper desde $22,66 a $24,02 (+6%), la nafta premium de $26,15 a $27,72 (+6%) y el diesel en la única calidad disponible en la marca pasará de $20,01 a $21,19 (+5,8%).

La petrolera pertenece al grupo identificado con el empresario Cristóbal López -bajo el nombre de Grupo Indaló- y atraviesa un procedimiento de crisis a raíz de la investigación por supuesta defraudación al Estado en un monto estimado en 8.000 millones de pesos. 

De esta manera, el aumento de la compañía, que representa el 4% del mercado local de comercialización de combustibles en todo el país, será el primero en lo que va 2018, luego que el sector registrara incrementos superiores al 30% promedio durante el año pasado.

Con el mercado de combustibles desregulado completamente desde el primer día del año, las petroleras tienen la libertad de poder fijar sus precios de acuerdo a sus expectativas productivas y comerciales.

El 1 de enero entró en vigencia la desregulación plena del mercado local, formalizada mediante la decisión del Gobierno nacional de eliminar el registro de importación de petróleo y combustibles.

El año pasado, en las estaciones YPF de la Capital Federal que actúan como referencia del sector, la nafta súper pasó de costar $17,43 el litro a un valor de $22,66 vigente en la actualidad (+29,5%); la premium saltó de $19,72 a $26,15 (+32,3%); el gasoil se elevó de $16,21 a $19,99 (+23,3%); y el diesel premium avanzó desde $18,34 a $23,18 el litro (+26,5%).

Las empresas que dominan el mercado nacional de combustibles son YPF, con una participación en torno al 55% del total; Shell, con el 21%; Axion, con el 12%; Pampa (ex Petrobras), en proceso de venta a Trafigura, con el 6%; Oil, 4%, y el resto se reparte entre compañías menores.