El Gobierno abrió hoy los sobres con las ofertas económicas para los seis corredores viales que se licitaron con la modalidad de Participación Público Privada ( PPP), con una llamativa disparidad en los precios que llegan a una diferencia de hasta casi tres veces por un mismo proyecto.

En un salón de la sede de Vialidad Nacional colmado, los representantes de las empresas escucharon durante más de una hora las propuestas de los diez consorcios para llevar adelante la construcción y mejoras de más de 3.000 kilómetros de rutas y autopistas, a razón de unos u$s1.000 millones en promedio por proyecto en los primeros cuatro años de construcción. En el ritual de la apertura de sobres no faltó nada y cuando aparecía un valor que dejaba afuera a las demás por lo bajo, se escuchaba un "uuhh" generalizado.

Cada sobre incluyó el "valor actual" por las obras, que equivaldrían a un pago "al contado" de las mismas o costo industrial y un monto anual por los Títulos de Pago por Inversión (TPI), que contempla los intereses del financiamiento.

Después de la corrida cambiaria que disparó el dólar y las tasas de interés, los funcionarios respiraron aliviados tras confirmarse que ninguno de los ofertantes se dio de baja. "Son precios muy competitivos", destacó el ministro de Finanzas, Luis Caputo, en tanto el titular de Vialidad, Javier Iguacel, dijo en referencia a la turbulencia de las últimas semanas que "al ser inversiones a largo plazo las cuestiones coyunturales no afectan".


Los funcionarios resaltaron la dispersión entre los precios presentados por los corredores, que reflejarían la "transparencia" del proceso y el fin de la cartelización en el sector.

Por ejemplo para el corredor Sur la empresa MSU ofreció u$s1.946 millones a valor actual, en contraste con los u$s699 millones del consorcio encabezado por Rovella Carranza. Este fue uno de los más competitivos ya que ganó no sólo en este proyecto sino también en el B y el C, aunque pidió ser adjudicada en sólo una de las obras a las que se presentó.

 

Helport de Corporación América ofertó el precio más bajo para los corredores E (donde compite con Sacde de Mindlin) por u$s1.010 millones, y en el F con u$s722 millones.

 

Por su parte Cartellone fue el más competitivo en el corredor A (el más ofertado) con u$s994 millones, cerca de los u$s1.002 millones del consorcio de Paolini y la italiana Inc Spa.

 

MSU presentó el valor más caro no sólo en el corredor Sur sino también en el C y el A. Otra UTE complicada para seguir en carrera es la de Roggio y Chediack dado que ofrecieron el mayor valor para el B y el F.