El titular del BCRA, Guido Sandleris, destacó hoy la baja de la inflación por segundo mes consecutivo en mayo, tras la difusión del dato de Indec que dio 3,1%. De esta manera, el IPC interanual se situó en 57,3%, pero registró una importante caída después del pésimo número de marzo, que fue de 4,7%.

En la misma línea, Sandleris reconoció que si bien esta caída es más lenta a lo esperado estimó que continúe en el sendero descendente, al tiempo que aseguró que llegar a un índice de un dígito anual requerirá de "persistencia" en el esquema de política monetaria.

En relación a la velocidad del proceso desinflacionario, el presidente de la autoridad monetaria culpó al traslado a precios y a las subas de los servicios públicos en los primeros tres meses del año. "El primer factor es que la economía argentina tiene traslados a precios del tipo de cambio e indexación elevados y, en el primer trimestre, se registraron la gran mayoría de los aumentos de tarifas".

"La inflación fue de 0,3 puntos más baja que en abril y la núcleo descendió 0,6% en comparación al mes pasado" festejó Sandleris, aunque advirtió que "el número aún está muy lejos de niveles aceptables".

Además, el titular del Central confirmó que la entidad continuará con el fuerte apretón monetario y vaticinó: "Esperamos que la inflación de junio sea menor a la de mayo, aunque el proceso desinflacionario no es lineal".