Presionados por el contexto de suba de tasas en Estados Unidos, los países emergentes apuraron las emisiones de deuda en enero, que casi llegaron a los 98.000 millones de dólares. Las naciones latinoamericanas colocaron en el primer mes del año 75% más de deuda soberana que en enero del año pasado. Argentina, que salió con un bono de 9.000 millones de dólares en los primeros días de 2018 antes del salto mayor en los rendimientos de los bonos del Tesoro norteamericano, representa un tercio de las emisiones totales de la región.

De acuerdo a información recopilada por el portal financiero CBonds, durante enero las emisiones de deuda latinoamericana alcanzaron los u$s30.995 millones, contando las colocaciones soberanas y las corporativas. El aumento en comparación con el primer mes del año pasado en términos generales es de 39%, aunque considerando solo las emisiones de naciones el salto es de 75%. Si bien el volumen general de las colocaciones corporativas se mantienen estables, en el análisis desagregado la salida al mercado del sector bancos y grupos financieros creció 205% interanualmente. Los corporativos no financieros fueron los únicos que desaceleraron respecto al año pasado, un 18% menos.

El rendimiento del bono a 10 años de EE.UU. creció 40 puntos desde el primer día del año

Argentina emitió 1 de cada 3 dólares de la región. Brasil le sigue con el 23,6% del total latinoamericano, mientras que más atrás están México (20,4%) y Ecuador (9,7%). En términos de monto, la operación más alta fue uno de los tres bonos argentinos, por u$s4.250 millones a tasa de 5,875%, seguido por el bono ecuatoriano a 10 años por 3.000 millones y que pagó más tasa, 7,875%.

Entre el primer día de este año y ayer el rendimiento del bono a 10 años de Estados Unidos aumentó 42 puntos básicos de 2,40% a 2,82% ayer, con un pico de 2,84%. El incremento en las tasas norteamericanas, en un contexto en el que el mercado espera un mayor aceleración económica, mayor inflación y por lo tanto una necesidad mayor de ajustar la política monetaria prendió las alarmas en los mercados emergentes ante un riesgo de tener que convalidar tasas más altas para cubrir las necesidades de financiamiento.

Entre los países emergentes en general, incluyendo países como China, Turquía, Filipinas y Singapur, la aceleración de la toma de deuda fue de 32% en términos generales (37% mayor para colocaciones soberanas y 30% para compañías). China acaparó el 18,5% de las emisiones totales aunque están incluidas las que hacen las compañías estatales de ese país. Le sigue Argentina con 10,4% y Filipinas con 9,7%.

La salida al mercado argentina fue el 4 de enero, cuando la tasa a 10 años estadounidense aún se ubicaba en 2,45%. Con esa colocación el Ministerio de Finanzas se aseguró buena parte del financiamiento en dólares en el mercado internacional. El objetivo del Gobierno nacionales es poder cubrir el 60% de las necesidades de deuda en el mercado doméstico y en moneda local.