El Banco Ciudad de Buenos Aires sostuvo hoy que la reforma tributaria propuesta por el Gobierno nacional apunta a “reducir gradualmente la presión impositiva y promover la inversión” y consideró que el aumento de impuestos internos a determinados productos son en pos de “dotar de mayor equidad y eficiencia al esquema tributario”.

La reforma tributaria “apunta a reducir gradualmente la presión impositiva y promover la inversión, la competitividad y la generación de empleo”, expresaron desde la entidad bancaria a través de su Informe Económico Semanal. "Al mismo tiempo, la necesidad de converger a un mayor equilibrio de las cuentas públicas ha obligado a balancear la menor carga tributaria sobre la producción y el empleo con la eliminación de determinadas exenciones impositivas y la modificación de impuestos internos sobre sectores específicos, procurando dotar a su vez de mayor equidad y eficiencia al esquema tributario”, explicaron.

Además, desde el Banco Ciudad aseguraron que “la reforma se orienta a mejorar la competitividad de las compañías locales” y estipuló que “en lo que tiene que ver con el impuesto a las ganancias de las empresas, tras la reforma a las utilidades reinvertidas la alícuota se ubicaría más en línea con lo observado a nivel internacional, con un promedio de 22% entre los países de la OCDE y de 27% en los países de la región”.

En cuanto a la extensión del impuesto a las ganancias para las rentas financieras obtenidas por las personas físicas, que desde la entidad marcaron que se decidió para “reducir el déficit de las cuentas públicas y sopesar aspectos relacionados con la equidad y eficiencia”, que para los plazos fijos con montos superiores a 260.000 pesos “el impacto sería marginal, con un recorte menor a un punto porcentual”.

Por otro lado, en el caso del mercado de capitales, el efecto “también sería menor, teniendo en cuenta que las acciones seguirán exentas y que en los bonos las personas físicas representan un porcentaje menor del volumen de mercado operado”.