El Fondo Monetario Internacional estimó que el costo de la reforma tributaria a nivel nacional y de los impuestos provinciales será el doble que lo calculado por el Gobierno, y relativizó el impacto del crecimiento económico como factor para morigerar ese costo fiscal. Para los economistas del organismo internacional, las pérdidas de ingresos para el Estado por la reforma sería de 3,75% del producto bruto entre la baja en ingresos brutos y tributos nacionales, mientras los cálculo oficiales, también reflejados en el informe del FMI, estiman un 1,8% en total.

En el último reporte del Artículo IV, los técnicos del Fondo Monetario dedicaron un apartado al análisis de la reforma tributaria ya aprobada por el Congreso nacional en diciembre. Por un lado, el organismo respaldó la medida: "Los directores dieron la bienvenida a la propuesta de reforma fiscal, que es un buen paso para revisar el ineficiente sistema tributario. La propuesta apoya la inversión, aumenta la progresividad del sistema y reduce el desincentivo al empleo formal", aunque advirtieron que "los directores señalaron que se podría hacer más para eliminar los impuestos distorsionadores y advirtieron que no se debe confiar en los efectos del crecimiento incierto para compensar las pérdidas de ingresos derivadas de la reforma tributaria".

Para el Gobierno, el impacto de la reforma fiscal a nivel nacional será 0,3% del PBI; para el FMI de 2,25%

En detalle, el Fondo Monetario explicó que "el staff estima que la pérdida de ingresos de la reforma del gobierno, después de cinco años, será de alrededor del 3,75% del PBI (1,5% de la reducción del impuesto a los ingresos brutos y 2,25% de las otras medidas). Más adelante el informe refleja cuál es la versión de los hechos que sostuvieron los funcionarios del Gobierno nacional en las reuniones que tuvieron lugar durante noviembre junto a los técnicos del organismo. "Las autoridades estiman que, excluyendo el cambio en el impuesto a los ingresos brutos, la reforma tributaria tendrá un costo directo general de 1,5% del PBI para el año 2022. Sin embargo, también estiman que impulsará el crecimiento del PBI en 0,5% por año, y que los ingresos adicionales de una actividad económica más fuerte ayudarán a reducir la el costo total a solo 0,3% del PBI", reflejó el reporte. Esa es la relativización del impacto en los ingresos del Estado a la que se refirió el FMI en su opinión general sobre la reforma. "Se requiere cautela al confiar en efectos de crecimiento inciertos para compensar las pérdidas de ingresos derivadas de la reforma tributaria", opinó el organismo.

Respecto al costo tributario en las provincianas, las estimaciones son iguales para ambos lados. "La eliminación gradual del impuesto a los ingresos brutos a nivel provincial se estima que costará 1,5 por ciento del PBI en 5 años", es el cálculo oficial que coincide con el del FMI. "Las autoridades confiaban en que los topes de gasto incluidos en la propuesta Ley de Responsabilidad Fiscal darían a las provincias espacio suficiente para absorber las pérdidas de ingresos y eliminar el déficit fiscal en los próximos años", se explayó el reporte. El costo definitivo de la reforma tributaria para el Estado (nacional y provinciales) sería entonces de 3,75% del PBI según la visión del organismo financiero, mientras que esa cifra es de 1,8% para las autoridades nacionales.

Al opinar sobre la reforma del sistema impositivo (en el momento en que fue escrito el trabajo del FMI el proyecto recién había sido propuesto pero no aprobado legislativamente), los técnicos del organismo consideraron que "la propuesta reduce gradualmente la tasa impositiva efectiva sobre el ingreso laboral para los trabajadores de bajos ingresos, aumenta la progresividad del sistema y reduce el desincentivo al empleo formal. Sin embargo, la reforma podría ir aún más allá y reducir la tasa del impuesto a la nómina mientras se expande la cobertura del impuesto a la renta personal para llevar al menos el quintil superior de la distribución del ingreso al sistema impositivo. La reducción gradual de ganancias corporativas reinvertidas debería ayudar a respaldar la inversión", consideró el informe.