El viernes pasado con un dólar en baja, el mercado de la soja cerró con pocas ventas. Un escenario parecido a cuando la moneda norteamericana comenzó a subir.

Según el portal Siogranos, en el último día hábil de 2017, sólo se habían comercializado 114.000 toneladas, muy por debajo de las 180.000 toneladas de los días previos.

El informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), sostuvo que el viernes en el físico, no hubo ofertas abiertas para la entrega inmediata, mientras que en la condición contractual el valor abierto fue de $4.700, cayó $50 respecto del jueves, "a juzgar por el bajo volumen de negociaciones, este valor no estaría resultando muy atractivo para la parcialidad vendedora".

Además 500.000 toneladas que están bajo la modalidad a fijar precio quedaron en la nada. Es decir que el productor no lo puso un valor y se espera que continúe de esa forma. La exportación ya anticipó que sino definen su venta, tendrán un descuento del 1% mensual. Los $48 por tonelada, puede ser aceptable frente al 0,5% de devolución de retenciones que arranca en enero.