Con una mayor cantidad de pesos ociosos en la calle, tras los billetes volcados por el Banco Central producto del desarme del stock de Leliq y las compras de divisas, y a la par del agotamiento del cupo mensual de compra de dólares en el mercado oficial, el blue comenzó a recalentarse en los últimos días.

Después de tocar un mínimo de $64 hace 10 días, el dólar paralelo alcanzó los $67 sobre el final de la semana pasada. De esta forma, cortó la tendencia bajista que venía mostrando luego de las elecciones, como consecuencia de una "sobredolarización" por parte de los ahorristas antes de los comicios.

El que no detuvo su caída fue el dólar oficial, que cerró el viernes a un promedio de $62,93 en las pizarras de los bancos, según el relevamiento que realiza el BCRA, lo que significó una baja de semanal de 12 centavos. La divisa mayorista, en cambio, acumuló un alza de 17 centavos, que la ubicó en 59,67 pesos. Con una demanda restringida por el endurecimiento del cepo, que sólo habilita a las personas físicas a comprar hasta US$200 por mes, las cotizaciones sólo son sostenidas por la intervención del Central.

Ver más productos

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos