Las pymes industriales reclamaron que el presidente Mauricio Macri firme un Decreto de Necesidad y Urgencia ( DNU) para desactivar embargos de organismos oficiales por atrasos en los pagos de impuestos o multas. Advierten que el avance de juicios pone en riesgo la continuidad de muchas fábricas, consecuencias en el mercado laboral y un achicamiento de la recaudación del Estado por la caída de contribuyentes.

Para evitar esta situación, Industriales Pymes Argentinos (IPA) le propuso al Gobierno un DNU que "permita a las pymes sortear el conflictivo momento de crisis económica que atraviesa el país". "Los industriales presentamos -ante autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y del de Producción y Trabajo- un proyecto de Decreto de Necesidad y Urgencia ( DNU) para suspender la catarata de embargos por juicios laborales y tributarios que están arrastrando a cientos de pymes argentinas a la quiebra y la informalidad, amenazando decenas de miles de puestos de trabajo", sostuvo el presidente de la entidad, Daniel Rosato, a través la petición a través de firmas que se viralizó a través del sitio www.change.org, además de una campaña en la vía pública.

Según los últimos datos publicados por AFIP, entre abril de 2018 y abril de 2019 cerraron sus puertas 1.676 empresas industriales, y se destruyeron más de 59.304 puestos de trabajo formales en la industria. En tanto que el Indec informó que en los primeros 4 meses del año la actividad industrial se retrajo un 10%. "Con las estadísticas en la mano se puede aseverar que la industria pyme es el sector más castigado por la crisis económica", alertó Rosato.

"Una de las mayores causas de esta dramática situación es la feroz avalancha de embargos por juicios laborales y tributarios ( AFIP, ANSES, Aduana, ARBA, entre otras) que las pequeñas y medianas empresas enfrentan. Cada vez que las cuentas bancarias de una pyme son congeladas, una empresa es condenada a muerte y sus trabajadores arrojados al desempleo o la informalidad", alertó el titular de la entidad pyme.