Dirigentes de la oposición presentarán hoy un proyecto de ley para declarar la emergencia económica y social en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se trata de un paquete de diez medidas para reducir impuestos, y estimular el consumo.

El proyecto propone reasignar cerca de $10.000 millones de ingresos no previstos por el Presupuesto 2019, partidas subejecutadas o disponibles para publicidad y otros gastos, dividendos del Banco Ciudad y de la Lotería de la Ciudad, mayores ingresos por intereses de depósitos y por derechos de timbre.

La reasignación de recursos se aplicaría por un período de tres meses (de octubre a diciembre) y se realizaría mediante promociones del Banco Ciudad para la compra de alimentos, descuentos para jubilados y pensionados en compras con tarjeta de débito (de todos los bancos), subsidios al servicio eléctrico y prohibición de corte de luz por falta de pago.

Participarán de la presentación los legisladores Santiago Roberto, María Rosa Muiños y Andrea Conde, y Gisela Marziotta, candidata a vicejefa de Gobierno por el Frente de Todos.