En el marco de una reunión que tenía como eje mejorar el precio del girasol a partir de que este cultivo muestra una caída en la intensión de siembra de cara a la nueva campaña, la cadena le planteó al Gobierno aumentar los reintegros a la exportación para ayudar al productor.

En el encuentro la Asociación Argentina de Girasol (Asagir) propuso una devolución por parte del Estado de US$5 millones. Hoy el reintegro es del 0,5% y la idea es volverlo al 3% además de llevar los actuales $4 a $3 por dólar exportado.

El ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere y su jefe de gabinete, Santiago del Solar, "estuvieron de acuerdo", señalaron fuentes que participaron de la reunión aunque remarcaron que por "ahora no lo veían posible".

Agroindustria estuvo “de acuerdo” en dar un subsidio para que el productor siembre más

El sector viene atravesando una grave inundación que afectó a los campos del Chaco en 2018 -en donde se concentra en gran medida la producción- sumado a una caída de precios en el mercado externo por la gran cosecha que están mostrando desde el año pasado Rusia y Ucrania.

El pedido del sector no es errado. Sin embargo llama la atención que esta forma de "subsidios" o intervención en el mercado se puede hacer en el girasol y no en otras producciones que vienen pidiendo la misma ayuda. Es el caso de la lechería o la fruticultura del sur, por nombrar sólo algunas cadenas, también reciben precios que no cubren los costos.