Un estudio de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Austral puso en duda la concreción del plan del gobierno de producir un millón de autos en el 2019, al advertir que la industria tiene altos costos laborales, poca diversificación del mercado exportador y altos precios de venta.

El plan oficial fue presentado en marzo del 2017, y consistió en un acuerdo entre el Estado, empresas y sindicatos para impulsar la producción en la industria automotriz hasta llegar a 750.000 vehículos en 2019 y a un millón en 2023.

El estudio sostiene que "en el 2017, la producción de autos fue de 472.158 unidades" y sostiene que "para llegar a la meta del 2019 la fabricación de unidades debería crecer un 56% en los próximos dos años".

El informe, que fue elaborado por la Diplomatura Superior de Industria Automotriz, recuerda que "el promedio de producción de los últimos 26 años fue de 445.735 vehículos, y el de los últimos 10 años fue de 630.759, cifras lejanas a las propuestas".