Dos consultoras empeoraron sus proyecciones de variación del PBI para el 2019. Por un lado, LCG, que ya venía corrigiendo en modo pesimista, rebajó sus números a una caída de 2% durante este año. Por el otro, Economía & Regiones (E&R) ahora prevé una contracción de 3,1%. El pésimo dato oficial para el PBI de marzo, por un salario que no da señales de vida y por un consumo en contracción continua, motivó las correcciones a la baja. Hoy el Indec publicará los datos del consumo en shoppings y supermercados de marzo. CABA mostró los suyos para ese mismo período y dejó en evidencia que hubo desplomes generalizados.

El informe de la Dirección General de Estadísticas y Censos (DGEyC) de la CABA mostró caídas interanuales unánimes: los supermercados vendieron 11,8% menos durante el primer trimestre del año. Los restaurantes sufrieron una contracción real de 4,2% en sus facturaciones. Los comercios de electrodomésticos tuvieron un desplome que muestra que la dinámica del consumo pegó tanto el masivo como en el durable: cayeron 35,8% en sus ventas. Algo cercano soportaron las jugueterías, con una baja de 23,5%. Números rojos que se verán replicados en los que publicará hoy el Indec y que van de la mano con un salario real en caída.

Ese dato, el de los salarios medidos por el Indec en marzo, saldrá a la luz el jueves y efectivamente se espera que el deterioro haya continuado. El dato es el más completo de los oficiales para monitorear la dinámica de los ingresos porque releva no sólo a los registrados sino también a los informales, que suelen moverse algo por debajo. Ya durante la semana pasada, el Ministerio de Desarrollo Social publicó el Ripte de marzo, que muestra la dinámica de los sueldos que pagan aportes jubilatorios, y la caída real interanual fue de 10,5%.

Dos velocidades: el comercio y la industria no parecen encontrar piso en sus caídas y la construcción sufre por el ajuste en la obra pública; en cambio, el agro recupera con fuerza en la comparación con un 2018 con la sequía como protagonista ¿Hasta qué punto eso alcanzará a que el total de la actividad económica muestre números positivos?

Para el director de Epyca, Martín Kalos, mientras haya salario deprimido la recuperación se va a hacer esperar: "El agro crece a tasas enormes pero todo lo mercadointernista baja. Al piso de caída del PBI lo vas a encontrar cuanto los mercadointernistas caigan menos, mientras el agro siga empujando. Pero todavía falta para ver señales de que todo lo mercadointernista vaya a caer menos. El salario sigue deteriorándose y de esa forma la dinámica no puede cambiar".

Si se cumple la contracción de 3,1% proyectada por E&R, el PBI durante la gestión Cambiemos terminará con un negativo de 5,1%. La consultora reseñó: "Cae todo menos el campo, la economía no cae más sólo por obra y gracia de un factor climático".