El dólar cerró ayer a $18,02 para la venta al público, luego de haber llegado a $18,20 por la mañana motorizado por una firme demanda, en una rueda financiera en la cual el volumen operado fue el más alto durante el año. La cobertura que muchas empresas hacen para fin de año fue el principal factor que explicó la suba.

Según un promedio realizado por el Banco Central, la divisa finalizó a $17,56 para la punta compradora y a $18,02 para la vendedora, lo cual representó un aumento de siete centavos frente al día anterior. De todos modos, en algunas entidades financieras, el dólar llegó a venderse a $18,20 durante la mañana.

El billete verde no se vendía por encima de los $18 desde el 28 de julio último, durante el período pre-electoral. En el segmento mayorista, la moneda norteamericana marcó el quinto incremento consecutivo y finalizó a $17,76, unos seis centavos por encima del anterior cierre.

La fuerte demanda se dio luego de que el Banco Central realizara el martes la última licitación de Lebac, en la cual renovó parcialmente el vencimiento que era de $422.450 millones. De todos modos, si bien en la subasta liberó cerca de 130.000 millones de pesos por no renovar todos los vencimientos, ayer la mesa de dinero cerró el día con una contracción monetaria de $45.000 millones, tras haber absorbido cerca de $30.000 millones en la rueda de pases y otros $15.000 millones con la venta de Lebac en el mercado secundario. En los próximos días se espera que el organismo monetario acentúe ese proceso de la contracción monetaria.

En tanto, las operaciones en el segmento de contado el mercado de cambios marcaron un nuevo máximo histórico, al llegar a u$s947,733 millones.

El nivel del tipo de cambio alcanzado ayer superó los pronósticos realizados en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que prevén que a fin de año un tipo el cambio nominal alcanzaría $17,80 promedio mensual. Las reservas, por su parte, finalizaron en u$s56.087 millones, al aumentar u$s154 millones y marcaron un nuevo récord.