El otorgamiento de préstamos al sector privado volvió a superar en octubre el crecimiento de los depósitos, lo que generó una nueva caída en la liquidez de las entidades financieras y llevó a los bancos a ofrecer mayores tasas para captar el dinero de los ahorristas.

Según el Informe Monetario Mensual del Banco Central, publicado ayer, la liquidez de las entidades financieras en el segmento en moneda local (medida como la suma del efectivo en bancos, la cuenta corriente de las entidades en el Banco Central, los pases netos con tal entidad y la tenencia de LEBAC, como porcentaje de los depósitos en pesos) mostró una reducción de 1,2 puntos porcentuales, a 38,9% de los depósitos en octubre.

La autoridad monetaria destacó que, a diferencia de los meses anteriores, esta caída se explica exclusivamente por la disminución en las tenencias de Lebac, que pasaron a 20,5% de los depósitos. Los préstamos al sector privado en pesos crecieron en octubre en términos reales (ajustados por inflación) un 2%, impulsados principalmente por los créditos hipotecarios, que registraron una suba mensual mayor al 7 por ciento.

En tanto, los depósitos a plazo fijo del sector privado crecieron un 1,5% en el mismo período. La tasa Badlar, para los depósitos de más de un millón de pesos, aumentó 0,3 puntos porcentuales respecto de septiembre, mientras que la tasa minorista creció 0,4 puntos porcentuales.