Wall Street volvió a registrar una caída en el contexto de suba de la tasa de interés, que sigue generando tensiones entre la Fed y la Casa Blanca. "La Reserva Federal se volvió loca", llegó a exclamar el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por el flojo desempeño de Wall Street. La fuerza de la tasa de la Fed, además de generar la caída de ayer también volvió a arrastrar a las otras bolsas del mundo. Las disputas comerciales siguen afectando a las ganancias corporativas.

Así, ayer Wall Street sumó otra rueda de bajas donde el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, perdió un 2,13%, afectado por la volatilidad de unos mercados que siguen pendientes del alza en el rendimiento de los bonos públicos. El Dow Jones recortó 545,91 puntos y se situó en 25.052,83.

Por su parte, también ampliaron las pérdidas de ayer el selectivo S&P 500, que en su sexto día consecutivo en rojo retrocedió un 2,06 % o 57,31 puntos, hasta 2.728,37, y el índice Nasdaq, que cayó 1,25 % o 92,99 enteros, situándose en 7.329,06. Todos los sectores acabaron con pérdidas, que afectaron con más fuerza a los sectores energético (-3,09 %), financiero (-2,93 %) e inmobiliario (-2,91 %), mientras que el tecnológico, que ayer experimentó su peor día en siete años, cedió un moderado 1,27 %, indicó EFE.

La nueva caída de los mercados estadounidenses se da un día después del resonante comentario de Trump. "Creo que la Reserva Federal se está equivocando, creo que se volvió loca", dijo.

En la misma línea, ayer fue un día complicado para los emergentes. La Bolsa de San Pablo retrocedió 0,91 % y su índice Bovespa cerró en 82.921 puntos. En el mercado de cambios, el dólar se apreció 0,39% a 3,779 reales para la venta. Hoy es feriado en Brasil por la conmemoración del día de Nuestra Señora Aparecida, pero en las últimas cuatro ruedas la bolsa avanzó un 0,72%, mientras que el dólar cayó un 2,04%.