La ausencia de precipitaciones que se viene registrando desde junio terminó por afectar a la futura cosecha de trigo, que proyectan caerá un 7% respecto del año pasado. Además, la sequía también perjudicó al maíz, que por el momento presenta una reducción en el área de siembra del 1,4%. Para peor, no se esperan lluvias para las siguientes dos semanas.

Los datos fueron consignados por la Guía Estratégica para el Agro (GEA) que elabora la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). El informe sostiene que el período seco, que abarcó bajas temperaturas en algunas zonas, seguirá extendiéndose sobre octubre.

"Esto le quitó al trigo las posibilidades de alcanzar los 21,5 millones de toneladas que se proyectaba en setiembre, quedando ahora en 20 millones de toneladas", sostuvo la entidad, que agregó que en lo que va de octubre "se mantiene el patrón seco que domina en gran parte del oeste y centro sur de la región pampeana".

La ausencia del agua produjo una caída de 2 toneladas sobre los 32,5 toneladas que se proyectaban por hectárea. También afectó el nivel sembrado, ajustando el área a unas 170.000 hectáreas menos que lo estimado hace un mes.

En la última campaña, el productor hizo mano de este cereal para hacer caja y pagar con ella los gastos de los diferentes cultivos, destinando la soja para la inversión. Esto es precisamente lo que se vio ahora. Frente a la ausencia de créditos, la oleaginosa permitió pagar la actual campaña.

Respecto del maíz, la entidad afirmó que la hectárea de siembra cae a 6,9 millones de hectáreas desde los 7,2 millones previstos en un principio, por lo que ahora la cosecha se proyecta en 47,5 millones de toneladas y no en 50 millones como antes.

"La falta de agua pone en dudas la concreción final de este guarismo donde muchos lotes podrían seguir pasando a soja, en vez de hacerse con maíz en diciembre", adelanto la GEA.

Por su parte, la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA), que depende de Agroindustria, también viene alertando que siguen predominando las áreas con reservas deficitarias en las zonas trigueras. Con poco aporte de lluvias, Córdoba, La Pampa y la mayor parte de Santa Fe y Buenos Aires se encuentran en esta condición, sostuvo.

Según el ORA, al 6 de octubre pasado las lluvias escasas o nulas mantuvieron los niveles de humedad en el suelo prácticamente sin cambios con respecto a la semana pasada.

El trabajo señaló que debido a la falta de precipitaciones, siguen aumentando las localidades evaluadas con riesgo muy alto o extremos de déficit hídricos para lotes con pastura en los próximos 7 días.

En Buenos Aires y a excepción de Balcarce, todas las localidades clasificadas con nivel bajo de riesgo de déficit hídrico se ubican en Santa Fe, Chaco, Entre Ríos y Corrientes. En Córdoba, La Pampa y el oeste bonaerense predominan las localidades con riesgo extremo.

El organismo del Gobierno no anticipó lluvias para esta semana sino por el contrario temperaturas sobre los 35°C en varias provincias del centro y norte incluyendo Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero y el NEA.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos