En noviembre el ingreso de ganado a la faena mostró un aumento de las hembras del 45% sobre el total enviado a la comercialización. Este se debió en parte a las fuertes lluvias de semanas atrás que impidieron la salida de los animales de los campos generando una puerta 12, pero también muestra que el productor dejó de retener porque ya decidió su negocio de cara al 2018.

Los datos consignados por el Consorcio de Exportación ABC muestran que el mes pasado 1.12 millones de animales fueron faenados, donde el 19% es de machos y el 45% de hembras. En octubre la relación quedó en 20% y 43%, respectivamente. Por lo pronto lo visto en noviembre es el valor más alto en dos años.

Si bien el alza es parcial habrá que ver como continúan los siguientes meses. Sin embargo para el presidente del ABC, Mario Ravettino, "la proporción de hembras en el total sacrificado expone un aumento respecto de los meses anteriores que obedece a una mayor contribución de hembras jóvenes (terneras y vaquillonas), comportamiento que pone en evidencia una escasa intención de recomponer el plantel reproductor, y por ende, las existencias de bovinos".

Para el consultor ganadero, Víctor Tonelli "si bien el porcentaje actual revierte la retención del año anterior que fue extraordinaria, la actual vuelve a los niveles normales".

El experto afirmó que "la salida de las hembras es para las categorías más jóvenes las cuales venían demoradas debido a la acumulación de agua en los campos lo que generó un retraso en su ingreso al mercado".

Para el economista del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), Miguel Jairala, "se trata de mucha hembras que se habían encerrado hace tres o cuatro meses y que hoy está saliendo producto de que estuvo demorada por el clima que generó un embudo".

En definitiva se puede decir que no llega a ser una luz amarilla, pero si hay que observar atentamente los próximos meses. Es decir si el 45% vuelve a repetirse dejará en claro que el productor dio inicio a la liquidación de hembras y por ende frenó la decisión de hacer más terneros.