El Índice Construya, elaborado a partir de la venta de insumos de las principales empresas de sector de la construcción, aumentó un 31,6% en noviembre y de esta manera alcanzó el nivel récord que había mostrado en 2015.

El IC creció 5,70% en su medición desestacionalizada, y acumuló en los once meses del año un avance del 14%. Así, casi compensó la baja del 15,1% registrada durante 2016, año en el que por el cambio de gestión se frenó casi por completo la obra pública.

El presidente del Grupo Construya, Pedro Brandi, explicó a BAE Negocios que el fuerte salto se debió principalmente a tres factores. En primer lugar, a que el plan de obras del Gobierno nacional se mantiene en un nivel muy alto. En segundo lugar, a las escasas lluvias que hubo en noviembre, que permitió un elevado nivel de ejecución en el sector dado que se trató de un mes seco.

Por último, Brandi señaló que "han disminuido las existencias en la cadena comercial y esto ha incrementado la tasa de reposición", es decir, la reposición de los stocks.

En ese sentido, el ingeniero recordó que durante el mes pasado hubo récord histórico en el consumo de cemento. Es que de acuerdo a la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), se despacharon 1.174.989 toneladas, un incremento interanual del 15,4%. En el acumulado, la producción de este insumo totaliza 11.191.258 toneladas, lo que implica un crecimiento del 12,4%, el mayor desde 2012. De todas formas, las cifras de estos primeros once meses aún no alcanzan para superar las de 2015 y finalizarían el año por debajo del consumo de hace dos períodos.

El IC mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción que fabrican las empresas líderes que conforman el Grupo Construya: ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua.

Las subas de este año estuvieron explicadas principalmente al impulso a la obra pública de cara a las elecciones legislativas de octubre, y al boom de créditos hipotecarios, que hasta noviembre acumulaban un incremento en su stock de más del 97%, de acuerdo a un relevamiento de First Capital Group.

Esto se vio reflejado en la cantidad de inmuebles que se compraron mediante hipotecas. Según el Colegio de Escribanos de la Ciudad, las ventas de inmuebles porteños registraron en octubre un crecimiento del 48,1% respecto del mismo mes del 2016 y, de ese total, las formalizadas por hipoteca tuvieron un aumento récord del 238,7%.