La resistencia que continúa ejerciendo la inflación, con algunas consultoras proyectando ya un rebote en septiembre hasta el 1,7%, podría llevar al Banco Central a elevar las tasas de referencia después de las elecciones legislativas del 22 de octubre, afirman economistas.

El BCRA seguirá trabajando para que el desvió sea el menor posible

Según un informe de la Fundación Mediterránea, es probable que "el Banco Central endurezca antes de fin de año la política monetaria buscando lograr que se reduzca la brecha entre expectativas y meta de inflación" debido a la dificultad del IPC para perforar el piso de 1,5% mensual y "el riesgo de un rebrote" de la suba de precios.

Desde la consultora advirtieron que los problemas que está teniendo el Gobierno para encausar la inflación, junto con el creciente déficit del sector externo, representan, por el momento, "una señal de advertencia que no llega a dañar la marcha de la economía, pero deben ser considerados en función de las proyecciones para 2018".

"Esto repercutiría sobre el mercado de bienes durables y puede hacer más ríspidas las paritarias que arrancan en marzo, pero no necesariamente debería afectar el clima de inversión", señala el informe de la Fundación Mediterránea.

De acuerdo a las estimaciones de la consultora Economía y Regiones (E&R) y de IPC Online, el Índice de Precios al Consumidor el mes pasado se ubicó en el 1,7%, por encima del 1,4% de agosto y muy por arriba del 1% mensual que esperaba alcanzar el BCRA para esta altura del año. Desde la Fundación Fiel son aún más pesimistas y estiman que la inflación en septiembre habría alcanzado el 2,1 por ciento. El dato oficial del Indec se conocerá este jueves.

El analista financiero Christian Buteler no duda en que, si la inflación no converge a los números proyectados, el Banco Central vuelva a endurecer las medidas para intentar doblegarla.

"En 2017 es claro que no se llegará a las metas, pero el BCRA seguirá trabajando para que el desvió sea el menor posible; tampoco ha modificado las metas para el 2018 y todo lo que haga hoy también ayudará a que el arrastre sea menor", afirmó.

"El Central sabe que la nueva ola de aumentos de tarifas tendrá su impacto y sólo podrá intentar contrarrestarla endureciendo su política. A eso hay que sumarle la reactivación de algunos sectores, donde siempre se puede filtrar alguna suba de precios también. El margen del BCRA se achica y no me extrañaría que defienda su credibilidad con más apriete monetario; veremos hasta dónde resiste la economía real", agregó Buteler.

El endurecimiento, coinciden los analistas, podría llegar después de las elecciones legislativas. Por lo pronto, las proyecciones del mercado indican que hoy la autoridad monetaria mantendrá la tasa de referencia -el centro del corredor de pases a 7 días- en el 26,25 por ciento.