Tras los aumentos del dólar, las carnicerías aumentaron entre un 5% y un 10% promedio en todos los cortes. El pollo fue el que m´sa sintió el aumento en los primeros días de septiembre. 

En agosto, días antes que el dólar se disparase a su máximo histórico, el pollo, la picada común y el osobuco (los cortes más populares), fueron los que más aumentaron según informe publicado por el Instituto de Promoción a la Carne Vacuna (IPCVA).

"Notamos el impacto en las compras. La gente hace la compra justa para el día", admitió carnicero de San Telmo en díalogo con BAE Negocios. Antes de la corrida cambiaria, ofrecía 3 kg de pata - muslo a $140, ahora se vende a $180.

Según el IPCVA los precios de la carne vacuna aumentaron en agosto un 3,4% en promedio. Lo preocupante es que en estos pocos días de septiembre las carnicerías admiten un incremento entre el 5% y el 10%.

Por otra parte, el instituto remarcó que los precios de la carne vacuna en las carnicerías y supermercados subieron menos que la inflación, a comparación de otro alimentos. Además, directivos señalaron que las exportaciones crecieron y que el consumo interno se consolidó.