El ex ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, aseguró ayer que le preocupa más el déficit de cuenta corriente que el rojo fiscal, y volvió a criticar al presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, por poner una meta de inflación demasiado exigente, que lo lleva a mantener una política monetaria muy dura.

"El mayor problema, más que el fiscal, es el déficit comercial. El fiscal bajó dos puntos en relación al PBI pero el de cuenta corriente subió dos", dijo el ex funcionario, durante un almuerzo organizado por el Rotary Club de Buenos Aires.

"Eso es algo que hay que corregir y cuanto antes se haga, mejor", recomendó Prat Gay, que advirtió que "las exportaciones no crecen, mientras las importaciones suben al 20%".

"El déficit comercial empeora y el déficit de cuenta corriente es creciente. Falta hacer esa corrección", añadió el ex titular del Palacio de Hacienda.

“Por el atraso cambiario, las exportaciones no crecen, mientras las importaciones suben 20%”, dijo Prat Gay

Prat Gay explicó que la causa detrás de este rojo es el "atraso cambiario" provocado por las altas tasas de interés del Central.

En ese sentido, el ex funcionario insistió en que Sturzenegger debe modificar las metas de inflación de los próximos años porque "el programa está descompensado". "No se está comprobando que la tasa de interés reduzca la inflación", sostuvo el ex ministro, y propuso que Mauricio Macri cambie la pauta del 12% fijada por el presidente del BCRA, ya que "en todo el mundo las metas las fija el Ejecutivo". "Esto se podría resolver si se quisiera", consideró.

"En 2016 modificamos la meta fiscal después de las leyes de reparación histórica, devolución de IVA y de beneficios a las pymes. Así bajamos la presión tributaria en dos puntos del PBI. Que el Central pretenda bajar la inflación en diez puntos por año es incompatible con el punto de partida y el gradualismo fiscal", fustigó Prat Gay.

El ex ministro cuestionó la "ansiedad monetaria" de Sturzenegger por "bajar rápidamente" el ritmo de la suba de precios, sin usar la experiencia chilena, en donde ese proceso "duró ocho años", recordó.

El titular del BCRA tiene previsto brindar una conferencia de prensa para explicar porqué no cumplió con la meta del 17% en 2017, que cerraría con una variación en el índice más cercana al 23%. Entre las causas está el repunte que tuvo el barril de petróleo en el mercado internacional y los tarifazos en luz, gas y naftas.

Prat Gay señaló que su salida del Gobierno no se debió a cuestiones ideológicas, sino a su desacuerdo con la estructura de Gabinete de Macri, atomizada en más de veinte ministerios, en donde cada uno "mira sus objetivos sin mirar los otros" y las decisiones de Transporte, política comercial, deuda, impuestos y energía pasan por carteras separadas.

"Está faltando un director de orquesta", cuestionó.

En cuanto a sus perspectivas en la política, Prat Gay ratificó que buscará ser candidato a gobernador en Tucumán, al tiempo que rechazó el ofrecimiento del Gobierno para ser embajador en Washington.