Para el exministro de Hacienda Alfonso Prat Gay "con los episodios de diciembre y los últimos conflictos con el sindicalismo, volvieron un poc. esas dudas” sobre la gobernabilidad del presidente Mauricio Macri. El exfuncionario también consideró que "falta un director de orquesta que organice un poco las cosas por el lado de la economía".

“Cuando nosotros asumimos las principales dudas que habían eran si íbamos a poder gobernar, si íbamos a poder manejar los sindicatos. A pesar del triunfo electoral de las elecciones de medio término, con los episodios de diciembre y los último. episodios de conflicto con el sindicalismo, volvieron un poco esas dudas”, sostuvo el economista.

A pesar de estas afirmaciones, Prat Gay consideró que esas “dudas” constituyen “una oportunidad para que el Gobierno ratifique el rumbo de. gradualismo que es el único posible". "Que tenga voceros, yo siempre dije que sea uno el vocero en lo económico, pero ya que hay varios, que expliquen el rumbo y que las cosas se vayan ordenando”, consideró.

"A pesar del triunfo electoral de las elecciones de medio término, con los episodios de diciembre y los último. episodios de conflicto con el sindicalismo, volvieron un poco esas dudas”, advirtió Prat Gay.

Según el economista, “es un momento de transición por lo que sucede afuera con la tasa de interés y los movimientos de la Reserva Federal de Estados Unidos. Y también por lo que sucede adentro, con el cambio de metas de inflación que decidió el Gobierno a fines de diciembre. Todavía el mercado y los actores económicos se están acomodando a eso”. 

Además, en declaraciones radiales, consider. necesario “no descuidar la credibilidad del Banco Central" y analizó que "hoy lo que está sucediendo es que las expectativas de inflación qu. tienen los argentinos no concuerdan con los objetivos de la. autoridades”. 

Al respecto, amplió que si la modificación de las metas de inflación “se hubiese hecho antes (de diciembre último) gozarían de más credibilidad y seguramente las expectativa se hubiera ordenado rápidamente a la nueva meta”.

“En su momento nosotros corregimos las metas fiscales . mediados de 2016 cuando mandamos el Presupuesto al Congres. porque durante ese año habían habido novedades legislativas qu. tenían un impacto fiscal. Se corrigió la meta fiscal pero no s. corrigió la meta de inflación. A partir de ahí el esquema qued. descoordinado”, comentó.

En cuento a la discusión paritaria, evaluó que “en la medida que existan cláusulas gatillo, refleja que no hay convencimiento en las metas de inflación. Yo preferiría que todos acuerden una meta”.