El mercado financiero argentino fue declarado ayer como emergente por la calificadora de riesgo MSCI. De esa manera, el mercado fue premiado por sus niveles de apertura y accesibilidad para los inversores. Paradoja: la decisión llegó tras un 2018 de fuga de capitales récord, que totalizó u$s27.230 millones, y de una devaluación del 125%, con caída de la actividad del 2,5%. Analistas advierten que no generará una lluvia de dólares y que no es una señal de aprobación al funcionamiento de la economía.

El comunicado publicado ayer por MSCI anunció: "MSCI va a recalificar a los índices del MSCI Argentina desde mercado de frontera a mercado emergente. Ocho acciones argentinas van a ser agregadas, con un peso de 0,26%, en el MSCI Emergin Market Index". De esa forma informó que, aunque se esperaba que fueran doce, ocho empresas locales se sumarán a la composición de su índice.

El proceso de conversión del mercado local desde la etiqueta "de frontera" a "emergente" se completará el 28 de mayo. Arrancó en 2016 y fue noticia en junio del año pasado cuando el MSCI declaró que el país comenzaba el proceso para ser ascendido de categoría. En aquel comunicado la empresa avisaba que la decisión podía ser revocada si se volvía atrás con las medidas de liberalización, accesibilidad y apertura a capitales.

La firma estadounidense subió a ocho empresas locales al MSCI Emerging Market Index

Consultado por BAE Negocios, el director del CESO, Andrés Asiaín, aclaró el punto: MSCI no mira parámetros que den cuenta del buen funcionamiento de la economía y, por ende de los potenciales resultados positivos que puedan alcanzar las empresas argentinas, sino que observa el cumplimiento de ciertos estándares de libertad para el movimiento de capitales. Paradójicamente, el mercado local es premiado por las mismas políticas que generaron la salida de capitales que finalmente desembocó en la corrida de abril del 2018.

Dijo: "La libre movilidad de capitales mostró ser nociva para los resultados económico. La bicicleta con las Lebac fue un buen ejemplo, que finalmente generó incerdidumbre y que terminó con una mega devaluacion durante el año pasado. Se revirtió ese ciclo especulativo. A la larga genera mucha inestabilidad e incertidumbre que no haya restricciones e incluso el FMI hace unos años recomendó imponer ciertas restricciones para el capital financiero de corto plazo, tales como las que tenía Argentina hace unos años, con un encaje de un determinado tiempo para un porcentaje del ingreso de divisas al país. Garantiza que no se vayan de un mes a otro, por ejemplo, lo que hay en Lebac".

Y agregó: "Esto poco tiene que ver con una situación de la economía real. Es intrascendente, sólo va a lograr que suba un poco el precio de las acciones que cotizan en Wall Street, lo cual no genera ningún ingreso de divisas para el país. La noticia de que el BCRA podrá usar los dólares en el mercado cambiario fue más significativa en ese sentido y moderará la caída de las acciones locales".

El analistas financiero Christian Buteler opinó: "Es cierto que es más fácil apretar un botón y entrar y salir de un instrumento financiero que armar y desarmar una empresa pero todos los países están expuestos a esos riesgos. La diferencia nuestra es lo volátiles que somos y que pasamos de la gloria al infierno en poco tiempo. Por eso los fondos que habían entrado por las ilusiones iniciales después se fueron. Creo que está dentro de lo lógico que seamos emergentes pero mantenernos dependerá de que se logre estabilizar la macro".

Ahí una duda que es círculo vicioso: hasta qué punto la apertura a capitales genera las volatilidades que desembocan en una corrida y en la necesidad de cerrar esa apertura.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El ajuste de jubilaciones puede representar hasta el 1,1% del PBI en 2020

Cafiero aseguró que se achatará la pirámide jubilatoria

En diciembre, la actividad cayó 0,9% y acumuló una baja del 5% en la gestión Cambiemos

La baja del salario real, junto con el ajuste, provocaron un fuerte descenso del consumo

La distribución del ingreso se aleja del fifty-fifty

El salario pierde participación

La inflación fue de 53,8% en 2019 y sumó más de 300% en cuatro años

Las anclas en el 2020 son el dólar, las tarifas y un salario calmo

La industria tuvo su peor noviembre desde 2002 y operó con el 60% de su capacidad

Kulfas enfrenta desafíos fuertes para un sector en caída libre

Las colocaciones en pesos serán clave para quitar presión en el mercado cambiario

Guzmán y el desafío de dar alguna opción al ahorro

Tras la baja más veloz en cuatro años, la tasa vuelve a perder contra la inflación

Pesce tiene una nueva prioridad: reactivar la economía

La inversión productiva, en su peor nivel de la década

En diciembre, la construcción siguió con su desplome

Cambiemos dejó a la industria en caída y ahora se espera un leve repunte por la baja de tasa

La industria cayó 4,5% en noviembre

La inversión volverá a caer en 2020, pese a impacto moderado de las medidas

Analistas discuten sobre el efecto de las medidas oficiales