En el marco de los preparativos del próximo Congreso Internacional de Administradores Tributarios, el presidente del Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Americanas, Raúl Roa, aclaró que el teletrabajo en materia tributaria llegó para quedarse. En este punto, expertos de recaudación impositiva y funcionarios de la AFIP, coincidieron en que la pandemia se transformó en una oportunidad para que los Estados puedan hacer punta en la aplicación de herramientas tecnológicas y jurídicas contra evasión y delitos varios.

Así, el tributarista remarcó que más allá de la imagen que la sociedad tiene del recaudador de impuestos o del inspector de la AFIP, la actividad recaudatoria es fundamental para que los países puedan desarrollar modelos de igualdad y equidad social. Recordó que en muchas ocasiones, los agentes de la AFIP, aportan con su trabajo no solamente a buscar evasores y caer sobre los pequeños y medianos comerciantes, sino que las tareas también abarcan la lucha contra el narcotráfico y la trata de personas, entre otros delitos mayores.

"Para poder ejercer con efectividad estas obligaciones necesitamos los recursos tecnológicos y jurídicos que le den un marco de protección y seguridad laboral a quienes llevan a cabo estas tareas", dijo Roa. Agregó que estos temas serán las prioridades que se van a debatir en el encuentro vía Zoom que se realizará entre los días 16 y 19 de noviembre, junto con especialistas de todo el mundo.

Además, recalcó que se evaluarán cuestiones de género, relacionadas con la tributación, que resultan muy importantes para que el Estado tome la delantera en este tipo de cuestiones. En el Congreso, que contará con la colaboración del Instituto de Estudios Fiscales del Ministerio de Hacienda de España y el apoyo del CIAT, la temáticá abordará cuestiones vinculadas a "La Tributación Global Pospandemia".