El Ministerio de Hacienda presentará mañana el resultado fiscal del primer mes del año, luego del sobrecumplimiento de la meta fiscal de 2017 anunciada el mes pasado. Para el primer trimestre de este año el Gobierno nacional prevé tener un desequilibrio de las cuentas fiscales equivalente a 0,6% del producto bruto interno.

La meta fiscal de este año será reducir un punto el peso del déficit fiscal (sin contabilizar los intereses de deuda), a 3,2% a fin de año. En enero, Hacienda comunicó el sobrecumplimiento del objetivo anual de déficit, que finalizó en 3,9% del PBI mientras que la meta era 4,2%.

"Alcanzar este resultado no fue tarea sencilla. Los analistas esperaban un déficit más alto porque el punto de partida había sido elevado. Pero pudimos sobrecumplirlo", había declarado el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en conferencia de prensa al presentar el resultado final de 2017. Para poder sobrecumplir la meta, el Gobierno tuvo que hacer "un esfuerzo fiscal" equivalente al 1,7 por ciento del PBI dado que contaba con menores recursos porque ya no estaba el blanqueo de capitales (que fue en 2016), por la devolución del 15% a las provincias y porque se tuvo reducir la deuda flotante.

Asimismo, según los datos oficiales, por primera vez desde 1991, el gasto consolidado de la Nación y las provincias mostró una caída de 1,1 punto porcentual respecto del Producto Bruto Interno. Según las estimaciones preliminares de Hacienda, la presión tributaria general del Estado (entre los impuestos nacionales y provinciales) cayó durante 2017 casi un punto porcentual, desde el 31,3% de 2016 hasta 30,4%, número que será confirmado cuando quede establecido el número final del producto bruto. En el Palacio de Hacienda ya reconocen que la economía creció en 2017 poco menos de 3%, por lo que no quedará activado el pago de cupones del PBI.