La tensión que genera en el seno del Gobierno la disparada del dólar de los últimos meses, en medio de las discusiones paritarias, obligó al Banco Central a realizar una nueva intervención en el mercado cambiario. Al igual que el lunes pasado, la autoridad monetaria vendió u$s20 millones, pero esta vez no pudo detener la escalada de la divisa estadounidense.

El billete cerró a un promedio de $20,694 en las pizarras, 8 centavos por encima del martes, y a un récord de $20,41 en la plaza mayorista, 7 centavos arriba de la jornada previa.

La aparición del BCRA, la segunda en tres días luego de 7 meses sin intervenciones, se dio sobre el cierre de las operaciones, cuando el tipo de cambio que negocian bancos y grandes empresas tocó los 20,43 pesos.

El Gobierno está preocupado por el impacto que podría tener la suba del dólar sobre los precios, cuando todavía la mayoría de los gremios se encuentra discutiendo la pauta salarial de este año.

La divisa estadounidense viene subiendo de forma sostenida desde diciembre y ya acumula en lo que va del año un alza superior al 9 por ciento.

En la city porteña corría el rumor ayer de que la orden de vender había llegado al BCRA desde la Jefatura de Gabinete y analistas y operadores se lamentaban por la pérdida de independencia de la entidad.

Justamente ayer, en declaraciones televisivas, el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, señaló que el BCRA "puede intervenir eventualmente para limar la excesiva volatilidad" del dólar pero defendió el esquema de tipo de cambio flotante que sostiene el organismo que preside Federico Sturzenegger.

Desde el Central confirmaron ayer que tuvieron una participación vendedora en el mercado de cambios por u$s20 millones. El lunes había vendido otros u$s30 millones.

"La verdad es que u$s20 millones no es nada. Eso y no intervenir es lo mismo. Puede intervenir de verdad cuando quiera, pero no lo hace; tampoco toca las tasas, que es otro instrumento que podría utilizar", señaló el analista financiero Christian Buteler.

"Vender u$s20 o 30 millones no va a detener una suba pero también es cierto que el volumen no está marcando una demanda desmedida pero sí constante", agregó.

De hecho, el volumen operado ayer en el mercado se redujo un 8% respecto de la rueda anterior, hasta los u$s688 millones.

Según Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios, la demanda de dólares se debe a que "bancos, empresas e inversores están tomando coberturas por pases de carteras a la divisa norteamericana, y otros activos dolarizados".

De a poco, pero de forma constante, desde principio de año los fondos comenzaron a abandonar la bicicleta financiera, previendo una gradual baja de tasas en los próximos meses y un clima internacional más enrarecido debido a las políticas proteccionistas anunciadas recientemente por el presidente de EE.UU., de Donald Trump, indican los operadores.

En el mercado secundario, la tasa de las Lebac de más corto plazo se mantuvo ayer en el 26,40 por ciento.