El Gobierno aprobó un modelo de acuerdo para el establecimiento de una línea de crédito condicional para proyectos de inversión entre la Argentina y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un monto de hasta u$s1.200 millones destinado a apoyar la estrategia integral para la primera infancia.

Se refiere al "financiamiento de acciones que contribuyan a incrementar el número de niños de cero a cinco años que alcanza un nivel de habilidades físicas, de comunicación, cognitivas y socioemocionales adecuadas para su edad en la Argentina, mediante la celebración de Contratos de Préstamo Individuales".

La medida está incluida en el Decreto 822/2017 publicado ayer en el Boletín Oficial, donde en el artículo dos se detalla que se aprueba el modelo de contrato de préstamo entre la Argentina y el BID por un monto de hasta u$s200 millones, destinado a financiar parcialmente el "Programa de Apoyo al Plan Nacional de Primera Infancia y a la Política de Universalización de la Educación Inicial".