El juez Sebastián Casanello, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 7, procesó a funcionarios del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianiglia) y de la ex Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación por el delito de delito de abuso de autoridad, en tanto incumplieron con lo establecido en la Ley de Presupuestos Mínimos para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial y los principios consagrados en la Ley General de Ambiente.

Según el Centro de Información Judicial, el juez sostuvo que se creó un documento ("Cronograma y Fundamentos de Ejecución") en clara contradicción con la ley nacional 26.639, el cual impidió que fueran inventariados, conocidos, y por lo tanto protegidos, muchos cuerpos de hielo existentes en la zona Lama-Veladero donde se asienta la mina "Barrick Gold", zona que por su extrema aridez hacía aún más necesaria la preservación del agua.

Además, Casanello les atribuyó el haber retenido información y demorar la publicación del Inventario Nacional de Glaciares, como así también postergar los trabajos que debían efectuarse en la zona, la cual era "prioritaria" conforme la ley debido a la existencia de la mina.

En esas condiciones, concluyó que los incumplimientos vulneraron al menos dos derechos humanos fundamentales: el derecho al ambiente sano y el derecho al agua, y por lo tanto toda la comunidad fue perjudicada.

Finalmente, ante este escenario, y a los fines de evitar que los glaciares afectados sigan "consumiéndose", el juez notificó lo resuelto al Ministerio de Ambiente de la Nación y al Congreso de la Nación.