Cansados de la falta de respuestas por parte de los funcionarios de la gobernadora María Eugenia Vidal, los productores decidieron marchar a La Plata en marzo próximo donde harán una asamblea para volver a reclamar por el alza de los impuestos que llegarán en dos meses con un aumento del 50 por ciento.

"Hemos perdido todo tipo de contacto con el gobierno y lo único que vemos es que se tira la pelota para adelante sin dar soluciones", relataron fuentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) que participaron el pasado jueves en la reunión de Consejo a donde participan todas las rurales de la provincia.

Por eso se decidió "hacer una asamblea en marzo aunque no se descartó que se adelante ante la gravedad de la sequía que afecta a muchos y que anticipa un bajo potencial en la producción", afirmaron.