El Gobierno prorrogó hasta el 31 de diciembre próximo, la vigencia del régimen de reintegro del 15% del IVA a jubilados y beneficiarios de planes sociales, por compras con tarjetas de débito.

La decisión se tomó a través de un decreto publicado este jueves en el Boletín Oficial.

La ley fue sancionada en junio de 2016 y establece un régimen de reintegro de una proporción del IVA contenido en el monto de las operaciones que, en carácter de consumidores finales, se abonen por las compras de bienes muebles realizadas tanto en comercios minoristas como mayoristas que facturen a consumidores finales.

Según esa norma, el reintegro no podrá ser inferior al 15% del monto de las operaciones que realicen los consumidores finales alcanzados, que no pueden superar los 300 pesos mensuales por beneficiario.

A pesar de que la iniciativa no alcanzó los objetivos previstos por la costumbre de esos sectores sociales a usar efectivo en lugar de plásticos, el Ejecutivo la prorrogó con el argumento de que ayudará a lograr "una reducción sostenida de la pobreza".