El Gobierno decretó esta mañana la prórroga de la devolución del 15% del IVA a jubilados y beneficiaros de planes sociales.

La medida, sancionada en 2016, establece el reintegro de una proporción del IVA contenido en el monto de las operaciones que, en carácter de consumidores finales, se abonen por las compras de bienes muebles realizadas tanto en  comercios minoristas como mayoristas que facturen a consumidores  finales.

Estas operaciones deben concretarse con tarjeta de débito, y el reintegro no podrá ser inferior al 15% del monto de las operaciones que realicen los consumidores finales alcanzados, que no pueden superar los 300 pesos mensuales por  beneficiario.    

El Gobierno explicó que la fecha fue atrasada ya que, desde el Ejecutivo afirmaron que el objetivo prioritario es "la  asistencia a las personas de menores ingresos de todo el país a través de medidas concretas y transparentes, con la finalidad de lograr una reducción sostenida de la pobreza".

“La implementación del régimen de que se trata, tiene por finalidad mejorar el ingreso disponible y la capacidad de compra  de los sectores más vulnerables conformados por aquellas personas que destinan al consumo de bienes de primera necesidad la  totalidad o gran parte de sus ingresos”, añadieron.