Las provincias petroleras Neuquén, Río Negro y La Pampa presentaron ayer ante la Corte Suprema el pedido de inconstitucionalidad del DNU que dispuso el congelamiento del precio del crudo por 90 días, al argumentar que verán afectados sus ingresos por regalías, la reducción de la actividad y el riesgo de las inversiones.

A estas provincias se sumará hoy un amparo de Santa Cruz, según fuentes de la gobernación, para evitar pérdidas estimadas entre $300 y 500 millones mensuales en ingresos por regalías. Estos distritos participaron ayer del Consejo Federal de Inversiones, donde los gobernadores cuestionaron el impacto de las medidas de la Nación en sus recursos.