En el marco del Encuentro Nacional Retailer, especialistas de consumo masivo plantearon que el 2019 terminará con una caída de alrededor de 3% frente al año pasado, en tanto que la confianza de los ciudadanos está en mínimos históricos.

En primer lugar, el director de la consultora Scentia, Osvaldo del Río, manifestó ayer a BAE Negocios que "la proyección para este año puede estar muy cerca del 3 por ciento de caída", frente al 2018. El analista señaló que actualmente la economía vive una situación similar a la de 2016, con "un salario que pierde claramente con la inflación, observando ingresos muy acotados para el consumo masivo".

Del Río alertó que es lógico este derrumbe en el consumo, cuando "la gente destina el 25% de sus ingresos para salir de su casa. Arranca el día menos 25". Luego, informó que según su medición las cadenas vendieron 3,6% menos en abril y -4,7% en el primer cuatrimestre, contra igual período de 2018. Los autoservicios y supermercados chinos cayeron 8,8% en abril y 9,2% en el acumulado.

“La gente destina el 25% de sus ingresos para salir de su casa. Arranca el día menos 25”

Por su lado, en el ENR-Retail Day, Pablo Mandzij, directivo de Nielsen para Latinoamérica, destacó que "el índice de confianza de los consumidores está en los peores niveles vistos". Tomando como nivel neutro a 100, la Argentina obtiene el peor registro de la región con 72 puntos, mientras Latinoamérica promedia 95 (Brasil llega a 99).

El índice de confianza que miden en 80 países da 106 como promedio y Estados Unidos tiene 118. Según Nielsen, las tres principales preocupaciones ciudadanas son: la economía del país; el empleo; y las tarifas.

Según el trabajo, afirmó Mandzij, el consumo para el primer trimestre se precipitó 14%, el dato más negativo de todas las consultoras. A su vez, Horacio Barbeito, el presidente de Walmart Chile-Argentina, dijo que la oportunidad está en las ventas on line, aunque defendió elípticamente la precarización laboral al elogiar los acuerdos logrados con Grovo y Pedidos Ya.

Raúl de Souza Neto, director ejecutivo de Napse para América Latina, se explayó sobre "omnicommerce", es decir estrategias de omnicanalidad. "La tienda física nunca va a morir. Lo que sí percibimos es que hay mayor complementariedad. Se hibrídan los canales y se pueden encontrar cada vez más recursos digitales en tiendas físicas".