Pequeños y medianos empresarios entregaron hoy en el Congreso a legisladores de la oposición un petitorio de medidas de emergencia y denunciaron la crisis del sector, por la que "cierran 25 firmas por días". Más de 20 cámaras y entidades que agrupan a empresarios pymes se concentraron este mediodía frente al Congreso Nacional, para reclamar "medidas urgentes que permitan afrontar la situación de crisis terminal" que sufre ese sector.

En su discurso, el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, destacó el éxito de la puesta que tuvo la organización del G20 en la Argentina, pero insistió en la importancia de reactivar la economía local a partir de medidas que le devuelvan competitividad al sector.

Reclamó que estas medidas deben estar orientadas a "evitar una apertura que desproteja a los productores argentinos, quienes a su vez encuentran con mercados internacionales cerrados para comerciar". Los empresarios piden tasas de financiamiento más bajas que las actuales, una reducción en la presión impositiva y mejores condiciones en el comercio exterior para evitar una "inundación de importaciones".

Asimismo, Yeal Kim, presidente de la Fundación ProTejer en su discurso dijo "Si estamos aquí es porque las cosas no están bien. Deberíamos estar en nuestras fábricas haciendo lo que sabemos hacer: produciendo, generando trabajo e invirtiendo. No estamos haciendo ninguna de las tres cosas".

Eduardo Fernández, presidente de la Asamblea de Pequeñas y Medianas Empresas ( APYME), dijo en declaraciones a la prensa que el objetivo es que se dicten medidas urgentes para ayudar a que las compañías puedan subsistir a la crisis económica. Afirmó que los empresarios decidieron acudir al Congreso para encontrar mediación con el Gobierno de Mauricio Macri, dado que "no hubo respuestas" a una serie de reclamos expresados en los últimos meses.