El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, envió ayer al Gobierno nacional una propuesta para suspender el pago de casi un 20% de los aportes patronales que realizan las empresas durante 90 días, para poder incrementar el salario de los trabajadores.

Las pymes "necesitamos que el Estado nos ayude a darles a los trabajadores un aumento extra en sus salarios por un tiempo determinado con el dinero que aportamos (las empresas) pero que no le llega al bolsillo del trabajador", dijo Rosato a través de un comunicado.

Explicó que la propuesta de la entidad consiste en desactivar el pago del aporte patronal -que corresponde a un 10,17%-, el Fondo Nacional de Empleo, obra social patronal y la obra social Ley N° 23.660 -de donde se puede descontar otro 3% correspondiente a las empresas- lo que sumaría alrededor de un 20% en total, que podría volcarse al consumo y así darle algo de aire a la actividad económica.

El presidente del IPA recordó que "existe un debate sobre los aportes patronales y la excesiva carga que tienen los salarios en la parte de contribuciones que no benefician a los sueldos de los trabajadores pero que el empresario tiene que pagar".

Pero "la idea no es pagar menos, a pesar de que cuesta cada vez más pagar los salarios ante la caída de la demanda y la suba de los costos, sino que esa plata pueda volcarse al mercado interno en momentos de incertidumbre alimentaria", aclaró Rosato.