El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, reclamó al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne -ahora a cargo de de Energía-, la "urgente" pesificación de ese insumo estratégico ante la imposibilidad de las fábricas de hacer frente a los costos, y demandó un congelamiento por seis meses de su precio.

Rosato alertó a Dujovne que "el costo variable de la electricidad y el gas impacta directamente en la góndola de los supermercados", y aclaró que las pymes no tienen "ninguna posibilidad de un acuerdo de precios lo que provocará un gran desabastecimiento".

"No podemos vender a un precio en pesos y al otro día, por el aumento del dólar, tener que vender a otro", expresó. Por su parte, el secretario de la Cámara de la Industria del Calzado, Horacio Moschetto, afirmó a este medio que la reinstalación de las retenciones "licúa el efecto que tienen los reintegros a las exportaciones; se pierde gran parte de la competitividad".

A su vez, el presidente de la cámara de las manufacturas del cuero, Ariel Aguilar, también se refirió a la caída de la competitividad. "De tener retenciones cero, pasaríamos a pagar entre 8 y 8,5 por ciento".