"No es viable ningún acuerdo social si no se regeneran los puestos de trabajo perdidos, y las pymes somos las únicas en condiciones de reactivar la economía". Esa sentencia, realizada por el presidente de Industriales Pymes Argentinos, Daniel Rosato, se diseminó por distintos ámbitos productivos, en donde se preguntan por el sustento real que tiene el consenso que negocia el Gobierno nacional con algunos referentes políticos y sociales sin poner condiciones de reactivación fabril.

Rosato exhortó a los candidatos presidenciales a incluir al desarrollo del sector pyme industrial en el decálogo de acuerdo social planteado de manera pública, "con el objetivo de recuperar al país de la crisis económica por la que atraviesa". Sucede que las pymes fabriles creen que si no hay una mención explícita, el diálogo será carente de sentido.

Mientras que algunas organizaciones de empresarios que representan a pymes consideran que el Gobierno "no tiene la vocación de incluir un plan industrial", otras esperan señales de acercamiento con uno de los sectores más perjudicados por la crisis económica.

"El IPA propone que uno de los diez puntos que trate entre el Gobierno y los representantes políticos y sociales sea el desarrollo del sector pyme industrial teniendo en cuenta que somos el motor de la economía y generamos el 70% de la mano de obra del país", afirmó Rosato, en diálogo con BAE Negocios.

El líder empresario destacó la importancia de "que este punto sea considerado parte fundamental del acuerdo entre las medidas para llevar adelante porque aportaría una solución a la pobreza a partir de la generación de empleo".

"Se requieren medidas concretas, con cambios importantes para generar mayor producción, aumentar la competitividad y generar empleo en la Argentina. Porque si bien en todos los sectores políticos se habla de las pymes y la producción, nadie ha planteado entre los puntos a consensuar un tema central como son las pymes industriales, que tienen el poder de hacer un aporte fundamental en materia de empleo y de crecimiento", aseguró Rosato.

Para la entidad fabril, la reactivación de las pymes industriales "es un punto estratégico y clave para la economía" y que debe ser "considerado tanto por el Gobierno como los distintos sectores políticos".

"El próximo gobierno que gane en las elecciones de octubre tiene que tener el compromiso absoluto para resolver este tema. Pero es central que se trate ahora para armar una estrategia o un plan que tome las medidas correctas cuando tenga el respaldo de la población a través de los votos", exigió Rosato.

Trabas al diálogo

Los industriales buscan revertir la masiva pérdida de puestos de trabajo que se inició -según plantean- con la ausencia de un plan específico para el sector, que se vio afectado por la caída del mercado interno, la apertura indiscriminada de las importaciones, la falta de competitividad para las exportaciones, el aumento de los costos energéticos y la destrucción de pymes que genera la industria del juicio. Esa combinación generó caída de empleo y un ascenso en el índice de pobreza, analizan.

El vicepresidente de Confederación General Empresaria (Cgera) y titular de la Cámara Industrial de Manufacturas del Cuero y Afines (Cima), Ariel Aguilar, salió al cruce del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, quien había señalado -en una entrevista realizada por la periodista Patricia Valli en el diario Perfil- que las "los empresarios dicen que venden un poco más de lo esperado" y que "no recuperaron, pero estaban mejor.

"La industria lleva 11 meses de caída en casi todos los sectores.El uso de la capacidad instalada es del 57% promedio. Se perdieron 140 mil empleos industriales.Esta declaración es una burla para la mayoría de las Pymes que día a día subsisten como pueden", se quejó Aguilar.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos