Con el objetivo de atacar la muy extendida subfacturación y evitar la competencia desleal, la industria local ya presentó 19 actuaciones ante la Dirección General de Aduanas para elevar los valores criterio, pero el Gobierno no avanzará con esta medida a pesar de que los precios quedaron muy bajos.

Fuentes gubernamentales confirmaron, ante una consulta de BAE Negocios, que "existen 19 actuaciones en los últimos meses que piden fijar o subir los valores criterio de la Aduana, pero no está previsto modificar el sistema". De acuerdo con la información oficial, solamente se aprobó un caso menor para los fabricantes de caramelos, a pedido de la cámara Copal.

Desde los sectores sensibles de la industria recordaron que "necesitamos aumentar los valores criterio para evitar subfacturación, un tema que también debería preocupar al Gobierno para mejorar la recaudación. Al parecer, no interesa a cuánto ingresan los productos en la Argentina". En otros casos, la industria pretende que se coloquen valores criterio donde no se verifican actualmente, pero la política de la Aduana es totalmente inversa.

En el mercado internacional se establecen valores de intercambio de mercaderías y servicios, medidos en dólares FOB por unidades. Cuando un importador declara un valor pero compró ese bien por menor precio, se ejecuta una garantía. "No sería extraño que el Gobierno no quiera más trámites de este tipo en esta perjudicial simplificación del comercio que nos tiene sin información detallada, sin prácticamente canal rojo", apuntaron ayer fuentes de la UIA.

Hace unos años, la Aduana aumentó los precios de referencia de 800 productos de importación, una medida precautoria que busca combatir la evasión fiscal y la subfacturación. En la práctica, la iniciativa implicó elevar el precio de referencia de mercaderías que ingresan en el país, lo que alivia la situación de fabricantes locales.

La lista de los últimos productos revalorizados incluye desde piezas de bicicletas hasta instrumentos musicales, mochilas y tarjetas de memoria, todos de origen asiático. Uno de los grupos de productos más amplio y detallado, sin embargo, es el de tubos de hierro y acero, con un incremento que se extendió a los fabricantes americanos, europeos y sudafricanos. "La subfacturación ataca a la industria nacional porque es competencia desleal. Esta sí es la enemiga común de la Aduana y de los productores locales", dicen en la UIA.