Tras la firma del pacto fiscal entre la Nación y las provincias, analistas del mercado evalúan que Buenos Aires y la Capital Federal fueron los distritos más favorecidos, por lo que recomiendan posicionarse en títulos emitidos por esas jurisdicciones, ya que sus precios “no parecen reflejar” su nueva situación financiera.

De acuerdo a un reporte de Max Valores, “los bonos de la provincia de Buenos Aires y de CABA mostraron una variación similar a la del resto de las provincias” a partir de diciembre, cuando la mayor volatilidad global golpeó a los activos argentinos, por lo que ahora están “ofreciendo oportunidades de ganancias de capital” para los que vencen en 2027. La firma también pone fichas al título de Santa Fe 2023, Chubut 2026 y Entre Ríos 2025