Las negociaciones del Tratado de Libre Comercio del Atlántico Norte (TLCAN) se reiniciaron ayer en Montreal, y durarán nueve días para destrabar varios ejes comerciales en disputa.

Según Bloomberg, el 27 y 28 de enero serán las jornadas más relevantes, ya que se reservaron para la intervención de los jefes negociadores que manejan los asuntos más difíciles. Las conversaciones comenzaron con una agenda variada que incluye a la energía, inversiones, servicios financieros y agricultura, entre otros. Las reglas de origen, uno de los temas más espinosos, relacionadas con productos manufacturados, como automóviles, se reservarán para los días finales de las conversaciones, como en las rondas anteriores. "Estados Unidos está perdiendo la paciencia con la resistencia de Canadá y México a las principales propuestas estadounidenses", de acuerdo con dos fuentes consultadas. Los Estados Unidos podrían retirarse del diálogo si no hay avance en las propuestas que la administración Trump ha hecho para reequilibrar el comercio, dijo una de las personas.